/Sin categorizar/Ozono Vs UV

Ozono Vs UV

Mucho se está hablando estos días de los generadores de ozono y de las lámparas ultravioleta, todo porque estamos metidos en un círculo vicioso de seguridad, pero, ¿sirve todo? ¿estamos comprando lo correcto? ¿si es más caro da más seguridad? Todas estas cuestiones son las que nos planteamos para abrir nuestros negocios o incluso para tener en nuestro hogar, pero realmente ¿lo sabemos todo al respecto? O ¿nos estamos dejando influenciar por el ansia de la rapidez y tener lo que todos?

Los generadores de ozono actuales, no son aparatos que hayan aparecido de la nada, existen desde hace años , sirven para desinfectar y eliminar malos  olores, se utilizan tanto para aire como para agua matando bacterias, hongos, componentes químicos en aguas residuales o potables y ¿virus?, de momento aún no se encuentra dentro de la Lista Oficial de Virucidas emitido por el Ministerio de Sanidad por lo que podemos estar invirtiendo en un producto que es beneficioso para muchas cosas pero no combate el problema actual que tenemos, el covid-19.

Por otro lado, también nos hablan de las lámparas ultravioleta, lo primero e importante que debemos saber es que son dañinas tanto para la piel como para los ojos por lo que en este caso al igual que con las máquinas de ozono es importante y obligatorio que no haya nadie en su interior mientras se está haciendo uso de la misma. Han tenido mucho éxito como germicida y bactericida durante muchos años ya que puede matar microorganismos, bacterias y otros patógenos evitando su desarrollo, también es importante recalcar que no figura tampoco en el Listado Oficial de Virucidas del Ministerio de Sanidad.

Por tanto lo que debemos tener claro es la diferencia entre bacteria y virus, el virus es un agente infeccioso intracelular que puede ser un patógeno o no que tiene la capacidad de infectar, replicarse y adaptarse, necesita huéspedes vivos (humanos, animales…) para poderse multiplicar y sobrevivir. Las bacterias son organismos procariotas por lo que no tienen núcleo verdadero, suelen estar en diversos sitios del cuerpo humano llamándose flora saprofita, y en numerosas ocasiones son beneficiosas para protegernos de otras infecciones causadas por otros microorganismos y las condiciones medioambientales influyen en su desarrollo.

Los síntomas entre virus y bacterias son similares pero se diferencian en que por ejemplo la bacteria genera una secreción purulenta verdosa o amarillenta a las 24 horas, fiebre elevada y malestar generalizado, por el contrario el virus ocasiona secreción nasal, fiebre alta, malestar generalizado, tos , dolor de cabeza oído y garganta,  dificultad para respirar, dolor articular y cansancio.

Las infecciones bacterianas se tratan con antibióticos, las víricas no se suelen tratar si son leves hay que esperar a que el cuerpo genere anticuerpos o previamente haberse vacunado.

Por tanto la conclusión que sacamos es que si una bacteria y un virus son diferentes en cuanto a su forma de desarrollarse y actuar no podemos utilizar unos utensilios que son bactericidas como virucidas, así que tened mucho cuidado a la hora de comprar, que ahora hay muchas ganas de vender, que todo esté certificado y probado acompañado de unas garantías, y ante la duda, visita la Lista Oficial del Ministerio de Sanidad en cuanto a productos virucidas.

2020-05-25T10:09:37+00:00